Microsoft y Apple se lanzan a la carrera de los vehículos autónomos  

PUBLICIDAD

Impulsados por el vaticinio de Japón de que para los Juegos Olímpicos de 2020, la movilidad autónoma ya debería estar presente en las calles del país nipón, algunas grandes firmas tecnológicas ya están comenzando a incursionar en los que tiene que ver con el mundo de los autos de nueva generación. Entre ellas están Microsoft y Apple.

Microsoft, ha querido decir presente en esta cita y su auto presentado en el Consumer Electronic Show 2016, desarrollado con la empresa Automotive Engineering, iniciará una primera fase de prueba para ponerlo a rodar por las calles estadounidenses. La presentación de dicho vehículo se hizo por todo lo alto en citado evento que se realiza año tras año en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

PUBLICIDAD

En las primeras pruebas, el sistema de detección de personas con que cuenta el Windows Car es a través de una pulsera Microsoft, a diferencia de los demás vehículos autónomos que recurren al uso de sensores y radares.

Microsoft siempre innovando

Si bien el método de la referida pulsera pudiera ser una limitante, tanto Microsoft, como Automotive Engineering han planteado la posibilidad de que el sistema de reconocimiento se haga a través de un dispositivo celular.

De esta manera, la señal emitida desde el dispositivo pondría en alerta al vehículo y se detendría si es necesario. De igual manera, a través de los semáforos recibirá información vía WiFi, pero para ello se debe adecuar a estos dispositivos para ajustarlo a ese sistema.

Sin embargo, y en la búsqueda de mayor seguridad, el conductor, -o más bien, pasajero- tendría la posibilidad de darle instrucciones al auto para un mejor desempeño y de acuerdo a lo que se vea durante el recorrido, una metodología similar a Corina, el sistema de comandos que se utiliza para los dispositivos Microsoft.

Es de resaltar que las pruebas que pretenden realizar Microsoft y Automitive Engineering, las aplicará sobre un Volkswagen Cross Golf, al cual le implantarán todo el equipamiento tecnológico necesario para su adaptación.

Apple también apuesta

Apple Inc. Anunció la inversión de un millón de dólares en la empresa china Didi Chuxing Technology, algo así como la contraparte asiática de Uber, demostrando así su interés por incorporarse a la carrera por la nueva generación de tecnología automotriz, en donde destacan los vehículos autónomos controlados por software.

También los servicios de taxis por medio de aplicaciones en los móviles, están cambiando la forma tradicional como se desarrolla el transporte urbano en las grandes ciudades del mundo y por eso la firma de la manzana ha querido realizar esta inversión con bastante potencial dada la gran población del mercado asiático.

Con este desembolso, la compañía estadounidense se une a Internet Alibaba Group ya Tencent Holdings, que también forman parte de la cartera de inversionistas de Didi, con presencia nada despreciable en Estados Unidos, siendo considerada rival de Uber en ese mercado.

Esta inversión de Apple rompe un poco los esquemas de la compañía ya que, por lo general siempre habían invertido en pequeñas empresas para absorber sus tecnologías.