Convierte tu bicicleta convencional en eléctrica con GeoOrbital  

PUBLICIDAD

Aparte de los nuevos vehículos eléctricos, o de combustibles alternativos, las bicicletas tanto eléctricas, como convencionales nunca dejarán de ser aliadas para la reducción de los niveles de contaminación en las grandes urbes. Es una alternativa que además de ser solidaria con el ambiente, también lo es con nuestros bolsillos sobre todo cuando el precio del combustible es bastante alto. Esta vez te presentaremos el GeoOrbital.

photo-original-8 Sin embargo, las bicicletas eléctricas, son una opción para la que hay que invertir una suma considerable de dinero, puesto que, tal vez por escasa rentabilidad, su producción masiva no ha sido llevada al máximo nivel para que sus precios bajen y puedan ser asequible a gran parte de la población.

PUBLICIDAD

De una bicicleta normal y al GeoOrbital

Para fortuna de los amantes de las soluciones ecológicas y para quienes prefieren movilizarse en bici, se ha presentado un gadget capaza de transformar tu vehículo de dos ruedas convencional en una bicicleta eléctrica.

El mecanismo para conseguir este efecto, es acoplando en la rueda delantera un sistema eléctrico que ayuda a movilizar la llanta, impulsando el resto de la bicicleta y por su puesto con su piloto encima. El mecanismo sustituye los radios (o rayos, como también se le conocen en algunas partes) de la rueda delantera y su forma es algo así como una estrella de tres puntas, en una de las cuales lleva una rueda de menor diámetro impulsada eléctricamente, que por fricción con el borde interno del rin, hace girar la rueda y por ende, al resto de la bicicleta. Las otras dos puntas del mecanismo llevan ruedas sin motor que giran igualmente por fricción con el lado interno del rin.geoorbital-wheel-3677.0

El motor eléctrico que contiene el GeoOrbital, se puede recargar en cualquier tomacorriente convencional y tiene una potencia media de 500 W, con una batería externa de iones de litio de 36 V la cual es extraíble. Dependiendo del uso que se le dé a la bicicleta, el GeoOrbital alcanza una autonomía de unos 70 kilómetros aproximadamente con cada carga.

Es de fácil instalación, lo que representa una gran ventaja ya que el mismo propietario del vehículo puede incorporarla al mismo, además de la facilidad de recarga, la eficiencia y su rendimiento son puntos fuertes a su favor. No obstante, su principal punto en contra sería su peso: entre 7 y 8 kilogramos que serían añadidos a la bicicleta.

El GeoOrbital, viene con un puerto USB añadido, a través del cual se puede conectar cualquier dispositivo pequeño para recibir carga, como por ejemplo, un teléfono móvil, o un reproductor de MP3.

Datos relevantes

Es importante destacar, que se puede ajustar la velocidad a la que operará el sistema, alcanzando una velocidad máxima de unos 30 km/h; la más conveniente para cubrir los trayectos dentro de las ciudades.

También es importante añadir que el GeoOrbital, se puede utilizar solamente en bicicletas con llantas de entre 26 y 29 pulgadas, por lo que no puede ser adaptada a las bicicletas cuyas ruedas estén por encima, o por debajo de ese rango.